El Metodo Pilates esta indicado para personas de cualquier edad, sexo y condición física que busquen mejorar su salud. Combina distintas técnicas centrándose principalmente en el abdomen y en la realineación del cuerpo.

Tiene como objetivo lograr el bienestar físico y la armonía estética de cada persona, permite corregir lesiones, problemas posturales o desequilibrios corporales.
Como resultado de la técnica en pocas semanas mejora la circulación sanguínea, la flexibilidad y el balance corporal, y se favorece la postura aliviando las tensiones del cuello y de la espalda.

El metodo pilates es una actividad de tipo anaeróbica y no requiere de fuertes entrenamientos, puede ser realizado tanto por atletas de alta competicion como por personas mayores o en rehabilitacion.

Su creador fue Joseph Pilates, quien a principios del siglo XX se basó en sus conocimientos de gimnasia y traumatología y fusionando la fuerza muscular con el control del cuerpo y la mente haciendo hincapié en la relajación y la respiración.

Si bien Pilates ideó más de 500 ejercicios y muchos de ellos se realizaban en camillas con mancuernas y bancos funcionales, en la actualidad el método fue aggiornado y lo que hoy se conoce como “Método Pilates” consiste en unos pocos ejercicios que se realizan en el piso sobre colchonetas o con accesorios.

Además se fusionó esta tecnica con otras modalidades de gimnasia, dando origen a diferentes estilos de Pilates, como el Core Pilates, el Yogilates y el Aqua Pilates.

Principios Fundamentales del Método Pilates

  • Concentración: La concentración es fundamental en todos los ejercicios para crear conciencia corporal, coordinando el cuerpo y la mente con eficacia.
  • Control: Concentración y control estan directamente relacionados, la concentración nos lleva a un control total de nuestro cuerpo. El control consciente de nuestro cerebro evita movimientos descontrolados que pueden ocasionar lesiones y mejora la coordinación y la agilidad del cuerpo.
  • Centralización: Este principio sostiene que el control del cuerpo parte de una zona denominada “centro de poder” o powerhouse en ingles, que ubica el centro de la energía corporal en la región de los músculos abdominales, la cintura pélvica, la columna lumbar y los glúteos. El fortalecimiento de este centro, origen de todo movimiento, ayuda a sujetar la columna y los órganos internos, a la vez que estira el cuerpo y mejora la postura.
  • Precisión: Todo movimiento o ejercicio tiene su propósito específico, y tienen premisas de movimiento concretas que deben ser ejecutadas con precisión para tener eficacia. Cada detalle es importante y se debe prestar especial atención al correcto alineamiento del cuerpo, realizando los ejercicios requeridos de manera consciente.
  • Fluidez: En Pilates cada ejercicio tiene un ritmo propio, y tambien tiene un ritmo la transición entre un ejercicio y otro, estos ritmos deben respetarse para evitar la rigidez y los movimientos bruscos.
  • Respiración: La precición y la fluidez se coordinan con una respiración específica para cada caso, aumentando el volumen pulmonar y mejorando la oxigenación de la sangre. Tener conciencia de la respiración y manejarla da un control total sobre su cuerpo y mente.

Beneficios del Mátodo Pilates

Los resultados en el cuerpo comienzan a notarse a las pocas semanas de comenzar con los ejercicios de Pilates. Como es una actividad anaeróbica no se trabaja a nivel cardiorrespiratorio, los ejercicios no son de resistencia como son lo son el RPM el aeróbic o el spinin, por lo tanto no se queman calorías como en estos deportes. Por eso es conveniente tener bien claro cuales son nuestros objetivos a la hora de elegir el tipo de ejercicios que vamos a realizar.

El método Pilates proporciona al cuerpo mas beneficios que los deportes aeróbicos, ya que no busca quemar grasa y calorías sino fortalecer la musculatura y por sobre todo la conciencia corporal.

Es aconsejable practicar los ejercicios con un instructor, que nos indique las posturas y posiciones correctas, así como la forma de respirar adecuada para cada ejercicio.

Algunos de los pincipales beneficios de Pilates son:

  • Mediante la respiración y la concentración se logra un estado de relajación global permitiendo con ello eliminar el estrés y las tensiones musculares y rigideces.
  • Aumenta la flexibilidad, la agilidad, el sentido de equilibrio y mejora la coordinación de movimientos.
  • Consigue un buen tono muscular fortaleciendo y tonificando el cuerpo sin aumentar el volumen muscular y con ello consiguiendo estilizar la figura.
  • Aporta gran vitalidad y fuerza permitiendo minimizar el esfuerzo para realizar las tareas cotidianas más pesadas o cualquier otro tipo de deporte.
  • Mejora la alineación postural y corrige los hábitos posturales incorrectos.
  • Mediante la integración cuerpo-mente consigue aumentar la autoestima y el conocimiento del propio cuerpo.
  • Permite prevenir y rehabilitar lesiones del sistema músculo-esquelético.

Tipos de Pilates

El método de Pilates puede ser definido como una serie de ejercicios y actividades en busca de una mejora y del bienestar físico y mental de la persona que lo practica. Ya sea que busque tonificar el cuerpo, buscar una mejor postura y flexibilidad corporal, o rehabilitar el cuerpo tras lesiones o malestares, puedes optar entre las diversas variantes de este método de bienestar. Veamos algunas de sus versiones, en esta completa nota.

Pilates Básico.
La práctica de Pilates puede ser definida, en simples rasgos, entre dos categorías principales: Pilates en suelo y Pilates en máquina. Cada variante tendrá su serie de ejercicios específicos, de acuerdo a la practicidad de su ejecución mediante la metodología de colchoneta o de artefactos ataviados con poleas, barrales y demás.

A modo de guía, los ejercicios principales del Pilates en suelo (Pilates Mat) incluyen el aro (llamado “círculo mágico”), la banda elástica, la pelota, el bosu, y las tablas (de salto, de extensión, pesas, cajón y otras). Por su parte, las principales actividades del Pilates en máquina incluyen el reformer (cama con plataformas deslizantes), el trapecio (cadillac), la silla y el barril.

Stott Pilates.
Se trata de una técnica moderna, adaptada al ritmo de vida actual, que persigue la metodología básica de Pilates con un conjunto de estrategias adaptadas de la terapia física, la medicina deportiva y algunas técnicas de fitness y bienestar general. Se lo considera el método más seguro y gentil, en especial en la protección de la columna vertebral. Es la metodología ideal para rehabilitación muscular y corporal, con una alta tasa de éxito en poco tiempo de actividad. AL igual que en la metodología de EIS Pilates, la columna vertebral es el centro de acción, operación y cuidado en esta variante.

Fletcher Pilates.
Desarrollada por uno de los estudiantes originales de Joseph Pilates, este método se centra, ante todo, en la respiración, mediante técnicas de lo que se denomina “respiración persuasiva”.

Power Pilates.
El Power Pilates, conocido también como Power Plate Pilates, es la combinación de los movimientos y las posturas de la técnica de Pilates, ejecutados sobre una plataforma vibratoria o Power Plate. Se trata de una excelente técnica para la tonificación muscular y para el acondicionamiento físico tendiente hacia la obtención de una figura espléndida.

Yoga Pilates.
El Yoga Pilates entremezcla los suaves movimientos, las posturas, la meditación y el relax propio del yoga, en combinación con los ejercicios de Pilates básico. Esta combinación ofrece una mejora en la salud general y en el bienestar del practicante, en particular en lo referente a su tranquilidad, armonía y paz mental.

Winsor Pilates.
La variante Winsor es la predilecta para lograr tonificación y buena postura, mediante la práctica de ejercicios de Pilates centrados en el núcleo corporal. Es la técnica más reconocida y popular, pues es la de mayor éxito en la formación de un cuerpo esbelto, con buena postura, menos kilogramos y mejor tonificación.

Pilates, un mundo de variantes.
Existe, además, un abanico de diversas técnicas para la práctica de Pilates. Entre ellas, encontrarás algunas de ejercicios aeróbicos (aeroPilates), combinaciones con técnicas de respiración, meditación, con y sin aparatos, en piso y en camillas. Debes guiarte por el consejo de un entrenador experimentado, y hallar la variante que mejor te beneficie en referencia a tus objetivos.