Tipos de Pilates, las variantes que puedes intentar


 

El método de Pilates puede ser definido como una serie de ejercicios y actividades en busca de una mejora y del bienestar físico y mental de la persona que lo practica. Ya sea que busque tonificar el cuerpo, buscar una mejor postura y flexibilidad corporal, o rehabilitar el cuerpo tras lesiones o malestares, puedes optar entre las diversas variantes de este método de bienestar. Veamos algunas de sus versiones, en esta completa nota.

 

Pilates básico.
La práctica de Pilates puede ser definida, en simples rasgo, entre dos categorías principales: Pilates en suelo y Pilates en máquina. Cada variante tendrá su serie de ejercicios específicos, de acuerdo a la practicidad de su ejecución mediante la metodología de colchoneta o de artefactos ataviados con poleas, barrales y demás.

A modo de guía, los ejercicios principales del Pilates en suelo (Pilates Mat) incluyen el aro (llamado “círculo mágico”), la banda elástica, la pelota, el bosu, y las tablas (de salto, de extensión, pesas, cajón y otras). Por su parte, las principales actividades del Pilates en máquina incluyen el reformer (cama con plataformas deslizantes), el trapecio (cadillac), la silla y el barril.


Stott Pilates.
Se trata de una técnica moderna, adaptada al ritmo de vida actual, que persigue la metodología básica de Pilates con un conjunto de estrategias adaptadas de la terapia física, la medicina deportiva y algunas técnicas de fitness y bienestar general. Se lo considera el método más seguro y gentil, en especial en la protección de la columna vertebral. Es la metodología ideal para rehabilitación muscular y corporal, con una alta tasa de éxito en poco tiempo de actividad. AL igual que en la metodología de EIS Pilates, la columna vertebral es el centro de acción, operación y cuidado en esta variante.


Fletcher Pilates.
Desarrollada por uno de los estudiantes originales de Joseph Pilates, este método se centra, ante todo, en la respiración, mediante técnicas de lo que se denomina “respiración persuasiva”.


Power Pilates.
El Power Pilates, conocido también como Power Plate Pilates, es la combinación de los movimientos y las posturas de la técnica de Pilates, ejecutados sobre una plataforma vibratoria o Power Plate. Se trata de una excelente técnica para la tonificación muscular y para el acondicionamiento físico tendiente hacia la obtención de una figura espléndida.


Yoga Pilates.
El Yoga Pilates entremezcla los suaves movimientos, las posturas, la meditación y el relax propio del yoga, en combinación con los gentiles ejercicios de Pilates básico. Esta combinación ofrece una mejora en la salud general y en el bienestar del practicante, en particular en lo referente a su tranquilidad, armonía y paz mental.


Winsor Pilates.
La variante Winsor es la predilecta para lograr tonificación y buena postura, mediante la práctica de ejercicios de Pilates centrados en el núcleo corporal. Es la técnica más reconocida y popular, pues es la de mayor éxito en la formación de un cuerpo esbelto, con buena postura, menos kilogramos y mejor tonificación.


Pilates, un mundo de variantes.
Existe, además, un abanico de diversas técnicas para la práctica de Pilates. Entre ellas, encontrarás algunas de ejercicios aeróbicos (aeroPilates), combinaciones con técnicas de respiración, meditación, con y sin aparatos, en piso y en camillas. Debes guiarte por el consejo de un entrenador experimentado, y hallar la variante que mejor te beneficie en referencia a tus objetivos.

 

Actualizado: 01/06/2012